LA CIENCIA DEL BOTIJO, O POR QUÉ LOS COCHES DEL FUTURO NO NECESITARÁN CALEFACCIÓN O AIRE ACONDICIONADO

publicado en: Noticias | 0

Desde hace unos años se viene implantando en la edificación un estándar de construcción sostenible y eficiente llamado Passivhaus. Su filosofía se centra principalmente en demandar poca energía y su lema es que «el kilovatio mas barato es el que no se consume». Se consigue principalmente por una envolvente muy bien aislada y evitando las perdidas energéticas por falta de estanqueidad.

Este principio no solamente esta sirviendo de guía para una forma de construcción renovada, sino que, como se puede leer en la siguiente noticia coches-calefacción-aire-acondicionado-futuro, el sector automovilístico también pretende utilizar estas medidas pasivas en los coches del futuro.

como dice el articulo: cuantas veces habremos escuchado «Es más simple que el mecanismo de un botijo“. Seguro que muchas. Y este invento patrio puede ser simple sobre el papel, pero consigue algo prodigioso: enfría su contenido hasta en los climas más cálidos. No es magia, es un simple proceso físico, que para muchos es desconocido. El vapor de agua y la porosidad de su estructura son los responsables. ¿Y si ahora os dijese que en el futuro, los coches no necesitarán calefacción o climatización? Tan sencillo y tan complicado como un botijo. Dejadnos que os lo expliquemos.

El botijo enfría por sí mismo el líquido que contiene. Lo logra mediante la porosidad de la arcilla de la que está compuesto. La evaporación de su interior se filtra a través de los poros de la arcilla, y con ello, el agua del interior pierde energía, enfriándose. Parece magia, pero no lo es. Land Rover y Jaguar están desarrollando sistemas muy similares al del botijo, con el objetivo de futuro de lograr una avanzada climatización pasiva. Por ejemplo, extrayendo calor de nuestros cuerpos para calentar el habitáculo.

Seat Heat Sink: los asientos del futuro absorben nuestro calor corporal y calientan corrientes de aire con el mismo.Han patentado un nuevo asiento que absorbe el calor que emanan nuestros cuerpos, aportándolo a una simple corriente de aire que circula por todo el habitáculo y eliminar la necesidad de sistemas de calefacción. Inteligente, sencillo y prácticamente gratuito. La calefacción en un coche convencional se obtiene a partir del calor generado por el motor térmico, pero en coches eléctricos supone un enorme gasto extra. En coches convencionales una tecnología como esta también reducirá las emisiones de CO2.

Volviendo a la construcción de viviendas, el articulo indica que, en el clima español, las casas Passivhaus ahorran hasta un 60% en climatización con respecto a una vivienda convencional.

jaguar-climatizacion-pasiva-2