eficiencia
Toda la envolvente de los edificios CP están diseñadas para conseguir el mejor comportamiento energético. Se estudia el espesor del aislamiento, siempre superior al normativo, su posición dentro del cerramiento y finalmente se comprueba que el nivel de estanqueidad general sea optimo.
eficiencia
Para conseguir la mejor ventilación posible en las viviendas y que se compatible con el ahorro energético. CP ha integrado en sus edificios la ventilación de doble flujo (tanto extracción de aire viciado como impulsión de aire limpio) y la incorporación de recuperadores de calor por vivienda para conseguir recuperar el 90% de la energía que se perdería al ventilar.
eficiencia
En el interior de las viviendas se dispone de una climatización por suelo radiante-refrescante que nos permite climatizar el edificio de forma invisible y nos garantiza una temperatura homogénea en toda la superficie. Todas las estancias tienen total independencia para controlar su temperatura y funcionamiento. Todos los expertos coinciden en que la sensación de confort de este sistema es la mejor de todos los sistemas existentes. Además, nos permite funcionar con temperaturas bajas de agua (alrededor de 40º), lo que nos permite ahorrar alrededor de un 30% en la factura.
eficiencia
La producción hibrida en los edificios de CP nos permite generar energía térmica mediante suministro de gas o eléctrico. Con esta doble instalación y con la ayuda del sistema de control, conseguimos producir energía siempre con el suministro más económico. Las bombas de calor que van con electricidad tienen muy buen comportamiento con temperatura exteriores no muy bajas (el 80% del año) y con temperaturas del agua bajas, que las conseguimos con el suelo radiante.
eficiencia
Para realizar una buena gestión de la climatización, en los edificios de CP se ha instalado un sistema de control con BMS (Building manager system) que nos permite tener controlada la parte de producción y el suelo radiante-refrescante de las viviendas. Este sistema nos facilita, por un lado, una gestión telemática de todos los elementos instalados en la salas de producción, y por otro, la optimización del comportamiento del suelo radiante dentro de las viviendas. El usuario indica el nivel de confort y es el sistema el que decide cuando se tiene que poner en funcionamiento, según los algoritmos creados para conseguir el mayor ahorro energético. La pantalla que se instala para el control es táctil y está diseñada expresamente para cada vivienda. Tiene la posibilidad de acceso a través de Smartphone.